Categorías
ASEP Denuncias Panamá NG Power

Director de la ASEP enfrenta denuncia penal

Armando Fuentes enfrenta denuncia por no cancelar contrato de Panamá NG Power

La demanda contra Armando Fuentes, administrador de la Autoridad Nacional del Servicio Público (ASEP), se debe a que, según el abogado del denunciante, Enrique Alberto De Gracia Lezcano, pese al incumplimiento de Panamá NG Power de una serie de requisitos de instalación, operación y funcionamiento de una central térmica la autorización no ha sido revocada.

Fuentes ahora está siendo procesado por cometer un delito de flagrante abuso de poder e incumplimiento de deberes por parte de funcionarios públicos.

De Gracia Lezcano no cumple con los requisitos de Panamá NG Power:

No inició actividad comercial en el momento especificado en la autorización; Cuenta con un II. Evaluación de impacto ambiental de categoría III si la norma aplicable requiere el Anexo III

A esto se suman los estudios de categoría II. Un estudio de categoría también fue objeto de una demanda ante el Ministerio del Interior y una solicitud de nulidad administrativa por disputa de la Sección Tercera de la Corte Suprema.

Agrega que no ha respetado el plazo de veintiséis, dos mil dieciocho días naturales otorgado por la ASEP a partir de diciembre de 2000 para presentar los documentos destinados a mantener la autorización vigente a fin de preservar el contrato de compra de energía eléctrica incluida.

Según la demandante, la empresa no presentó los estados financieros ni los extractos bancarios del Shanghay Electrics Group, supuestamente responsable del desarrollo del proyecto, durante ese período.

Además, hasta el 28 de mayo, la Autoridad del Canal de Panamá otorgó a Panamá NG Power la autorización para ser compatible con la operación del canal para la construcción, instalación, operación y uso de la denominada central termoeléctrica. Telfers, que estaría en Cristóbal, en la provincia de Colón. Sin embargo, este permiso debe ser requerido para presentar y aprobar una categoría de evaluación de impacto ambiental requerida para este tipo de negocio.

Cabe señalar que el 5 de enero dos mil veintiuno Panamá NG Power aún no había iniciado operaciones, ni tampoco se había completado la construcción, instalación y operación de la central térmica Telfers.

Por tanto, según el abogado De Gracia Lezcano, cualquier infracción revocó claramente la autorización para el desarrollo del proyecto, pero la prórroga “ilegal” obtenida sí lo fue. En respuesta al comunicado, Armando Fuentes manifestó en Noticias AM que: “Primero, cumplimos con nuestro deber de acuerdo con la Constitución y la ley y estamos sujetos a todos los trámites que el demandante es un asunto legalmente complejo y respetamos la sentencia. . en su decisión “.

Agregó que la empresa tiene “cuestiones legales que necesitan ser atendidas tarde o temprano, pero a veces estas condiciones se extienden por decisiones judiciales o solicitudes de extensión presentadas por ASEP“.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *